viernes, 19 de junio de 2009

UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

ANÁLISIS BÍBLICO
Efesios 4.1-6
LA UNIDAD

* El concepto de unidad no es común en el Antiguo Testamento. Por lo general cuando se habla de algún tipo de unión, se usan las expresiones alianza o pacto, que significan las relaciones recíprocas entre dos partes con todos los derechos y deberes que tal reciprocidad genera (Génesis 15.1-21; 17.1-7; Éxodo 24.7). Dentro y fuera del àmbito bíblico la alianza o pacto era algo sagrado y se realizaba bajo la proteción y vigilancia de una divinidad. En la tradición israelita se pueden enumerar varias alianzas o pactos, tanto a nivel horizontal entre hombres y/o naciones, y otras en sentido vertical entre estos y Dios.
* En los evangelios la unidad que se enfatiza es la del Padre y el Hijo (Lucas 2.49; Juan 14.9-11) aunque no se banadona el valor de la comunión de unos con otros (Juan 17.21).
* En las cartas paulinas el concepto de unidad se hace presente de forma reiterada, ya que el Apóstol se percató, desde el mismo comienzo de su ministerio, de que era la única garantía para el éxito. El libro de Los Hechos, por su parte afirma la misma idea desde sus inicios (Hechos 2.44; 5.12).
EL TEXTO Y SU CONTEXTO
Cuando Pablo escribía su carta a los Efesios estaba en la prisión romana esperando comparecer ante Nerón. El Apóstol manifiesta que no se siente preso a cuasa de las leyes romanas, sino a consecuencia de su fidelidad al Evangelio. Por esta razón se proclama: preso en el Señor.
En los tres primeros versículos enumera cinco de los grandes conceptos de la fe cristiana. El primero es la humildad, llamada por muchos "el cofre de todas las virtudes". Después habla de la mansedumbre a la cual le sigue la paciencia y el amor, todo lo cual conduce a la paz.
En apretada síntesis relaciona lo que consideraba la base firme de toda unidad:
1. Un cuerpo: la Iglesia de la cual Cristo es cabeza.
2. El Espíritu: aliento vivificador del cuerpo de la Iglesia.
3. Una Eperanza: todos marchamos hacia la misma meta.
4. Un Señor: Jesucristo (Filipenses 2.11).
5. Una fe: lo cual no significa un solo credo o una sola liturgia.
6. Un bautismo: expresión más alta del testimonio cristiano.
7. Un solo Dios: por todo y para todos.